26 jul. 2013

Escapismo nocturno

Como cada noche al encontrarme rodeado de la bella oscuridad de la casa habitada por un supuesto yo seguía con esta insana forma de pensar sobre unos cuantos párrafos para poder llenar esa necesidad por intrigarme con ciertas cosas a las cuales me gusta llamar fantasías, las cuales siempre intento rodear de aquellas cosas que deseo un poco, pero que a la larga se vuelven algo escabrosas para algunas personas susceptibles a personificaciones propias como seres humanos y las cosas aprendidas durante su desarrollo, a esto agrego ciertos cultos religiosos, pero no es el punto, pues intento entrar en tema para así darle un poco de sentido a esto de forma personal y narrativo, hacerlo en primera personas, desafiando completamente mi forma de ver las cosas, contando con cierto margen en perdida de todo lo que va con algo cuerdo.


Decía, la noche ya puesta, pensando completamente en ciertas cosas por hacer, si, la computadora abarca cierto espacio en la vida para poder concebir ciertos fragmentos después llamados recuerdos, de los cuales no mantendré, la nube lo hará por mi. Que conmigo existen ciertos recuerdos por momentos por lo cuales sigo sin entender el motivo en la nostalgia total manteniendo un breve suspiro en cierta totalidad al corto paso para una chispeante lagrima, pero no es el punto, mi deseo total comienza con lo que pueda mantener en fantasía para el espectador y las cosas como fueron sucediendo mientras transgredía mi imaginación.

Si entre los pasos que recorrían el pasillo era lo poco frustrante para la noche, no lo era el no poder gritarles y mandarlos a otro lugar, claro, uno no simplemente puede gritar estando en shock tras ver ciertas cosas pasar en una casa donde simplemente viven dos personas, de las cuales una lo vive y la otra se mantiene dormida, pareciera ser un miedo recorriendo mi forma de ser, lo macabro es como sucedieron las siguiente cosas, pues no era tanto por lo que estuviese viendo, simplemente al ser consciente que no podría mantener mis pensamientos en un lugar correcto, recorrían tanto la curiosidad como el pavor a lo desconocido hasta el momento, pero no entre ello como era cada vez mas rodeado por aquellas cosas, no les daba un nombre, no me fiaba de mi para aceptar lo sucedido y mucho menos acertar a lo que fuese a suceder. 

Detrás de mi no hay nada, así lo define la ciencia, pero a mi vista parece ser contradictoria, no quiero saludar. Igualmente lo de mi derecha y aquello comenzando a brincar en mi cama, bueno, mas bien a posar sobre ella, quizá sea un poco la pena sobre como poder explicar ciertas cosas a mi alrededor, los murmullos y las sobresaliente formas en su constitución, porque, pensadolo bien es algo escabroso para mi gusto, demasiado negros y a la vez callados, pareciera ser algo contradictorio. La música se detuvo por un momento, no era el cambio de pista ni mucho menos una pausa, lo cual llevó todo a lo siguiente. Apresuradamente comenzó mi respiración a agitarse, para continuar con esa falta de visión periférica  la cual comenzaba días atrás  no lo note, pues de momento la pantalla absorbía la luz en toda la habitación  ni un solo de los leds que comprende mi visión estaba visible, no estaba completamente aturdido ni algo parecido, mis sentidos se encontraban en juego, aquello iba mas allá de lo que pudiese interpretar por un instante, oscuridad completa para algo inesperado no era la forma de presentación, era como una entrada, pero no 

Una voz no tan grave entraba por un lado detrás mio, por lo cual me sorprendí un poco, pedía permiso para poder entrar, a lo cual deje que lo hiciera, pensándolo bien tiempo después me pude evitar algo, pero estaba siendo rodeado por algo y no sabía por la complejidad, nadie te lo explica y mucho menos lo aprendes en la escuela. Se trataba de todo un personaje, esa personificación parecía mas absurda que todo lo que pueda ver en la televisión o por lo menos en los comerciales, quizá algo sacado de mi imaginación, pero mejor lo describo.

De sombrero color marrón, lo cual puede explicar su modo de usar sus zapatos, negros, un poco manchados en polvo, pareciera que venia caminando desde cierta distancia, lo cual sus pantalones lo ocultaban bien, siendo el traje completo, pero en realidad no podría aguantar la risa a tal combinación, camisa a cuadros en color azul y blanco, pantalón mandado a hacer en tela color negro, lo único destacable para mi gusto, un o algo así como saco, el cual por cierto tenia parches en los codos. Es cierto, no pude evitar notar el atuendo, pero no era lo sobresaliente en si, pareciera ser algo arreglado para evadir ver cierto rostro. Sus expresiones cambiaban mientras sucedían sus palabras, cada vocal, cada consonante significaban tanto una nueva expresión como un nuevo rostro, era una metamorfosis de un algo, lo cual no me da para explicar tan detalladamente, mientras al notar que su tono de voz no cambiaba me pidió disculpas, dijo "perdona mis seguidores, les gusta anunciar mi llegada", para lo cual lo sentí como un alarde total para si mismo. Se presento, fue un algo raro al principio, pero no mas raro al notar que era el primero al cachar su nombre sin hacer una broma, "hola soy tu", dijo, a lo que respondí "hola tu, mucho gusto", me dio risa, su rostro cambio a una abochornada mujer que parecía sorprendida tras algo, por lo cual mi explicación, "A mi hermana le digo o menciono como "tu" o me refiero a ella en tercera personas, lo mismo aplica para mi madre y padre, por lo cual no se me es raro usar esa palabra para referirme a alguien, no pienso hacer una broma sin sentido, apenas nos conocemos y tu primera impresión en verdad me cuesta transfigurarla", a lo cual comenzó a reír, creo hice un amigo.

Su altura era un poco menor a la mía  si bien esta siendo raro con lo mismo de mi vista y mi forma de entender las cosas, lo mismo era aquello sucediendo. Teníamos espectadores, mi ventana era en verdad una donde aquellas cosas negras se asomaban para poder darle sentido a lo que él llamaba admiradores, pero no daba importancia, no sentía temor ya, había prendido la luz de la habitación y el tiempo se transformaba en algo no notable. Tanto venían a mi las preguntas para quitarme las dudas instantáneas como las ganas de escuchar lo que vino a decirme, pero pareciera ser algo distinto, todo acabo de pronto y sin complicaciones, algo me tomaba por la espalda, me aislaba para dejar mis pies en el aire, no patalee, simplemente junte mis pies por los tobillos para que una mano de gran tamaño los tomase, escuchando lo siguiente, "esto es lo que pedias y no es la forma correcta, pero es algo cercano, gracias por tomarnos en cuenta, recuerda imaginarnos continuamente, somos parte de ti y no queremos arruinarte tus sueños, parece ser que estamos encontrando tus miedos".

Alzado por los tobillos mis pies tocaron el techo de la habitación, logrando sintiéndome ligero y en verdad cumpliendo algo que he pedido cada noche desde hace poco mas de un año, poder estar recostado en mi cama y de momento flotar para caminar en el techo de mi habitación jugando a ser un demonio, era fantástico por un momento, hasta el momento en el que caí en mi cama para evitar el piso y notar que el foco se había fundido. Parecía ser que salia a flote una frustación, tener un foco fundido a las 3 am no es una buena cosa.

Moraleja de la historia, recuerda tener focos de repuesto en caso de que te quieran hacer bromas las sombras que  te acosan por ser presa fácil.

0 dijeron:

Publicar un comentario