10 abr. 2013

El tiempo no es asesino

Dejaron de existir ciertas palabras, ciertas formas de ver, corriendo de un lado a otro comenzaba a preocuparse. Sin tener idea sobre lo que debía hacer caminaba con desesperación casi al grado de correr de aquella abrumanción.

El doctor le decía que todo iba bien, la enfermedad no podría comenzar tan mal, parece ser que los análisis llevarían a los verdaderos resultados y descubrir en verdad lo que pasaba, le hacia mantener la calma. Pero en sus adentros parecía que no descubría tranquilidad, le ganaba el sentimiento de morir, sobre algo malo, de saber sobre una muerte dolorosa.

El día seguía su curso, ya los resultados acercaban su sentencia. El cielo despejado y un atardecer con calma, parecía casualidad que en el hospital no hubiera tanta gente. La soledad comenzaba a acorralar mas su desesperación  No llamaría a nadie, no avisaba a nadie, mucho menos se le ocurría hacer énfasis sobre la situación en la que se encontraba. Pensaba que morir en soledad seria lo mas importante.

--Los resultados de los análisis comprueban su miedo, perdone que no podamos hacer más por usted, es realidad su padecimiento, puede ser que a consecuencia del golpe no se pueda detener la hemorragia interna, si intentamos detenerla podríamos ser la causa de su fallecimiento, parece ser que sus plaquetas están fuera de control, esta fuera de nuestro alcance hacer algo. --El doctor se alejó entre los pasillos con mirada de preocupación, cerrando las manos mostrando su coraje a la situación.

Sin dolor, sin preocupación, comenzaba a aceptar su realidad, iniciando con un carácter que contradecía su forma de ser.

Tomó su carro, aceleró para mostrar su frustración, encamino su rumbo hacia la carretera, parece ser que no aceptaría el tiempo como asesino, decidió hacerlo por su cuenta y de la forma mas pronta que conociera tras todo lo que daba vuelta en la cabeza.

En cuestión de minutos su cuerpo quedó prensado entre la lata del auto, explotando por dentro, causa de su hemorragia interna, ya no quedaba suspiro de todas aquellas esperanzas en aquel ser humano con un futuro incierto.

0 dijeron:

Publicar un comentario