21 mar. 2013

Escogiste otro cabellero III

Princesa al fin. Caprichos sin entender, no sabemos si era por ser mujer, ni ella misma comprendía  simplemente era su forma de comportarse.

Comenzaba a aprovechar esos momentos para sentirse consentida  no era difícil  Comenzaba haciendo aquella corta expresión haciendo una indirecta, logrando la mejor actuación y la reacción del acompañante era lo esperado. Por dentro tenia una sonrisa con maldad pero feliz. Comenzaba a tener la satisfacción de tener sus deseos comportándose de la forma adecuada. Comenzaría a comportarse como una viuda negra sin llegar a sufrir lo necesario para serla.

Las consecuencias serian comenzar a tener admiradores y no enamorados...

0 dijeron:

Publicar un comentario