31 mar. 2013

En los adentros

Guardo silencio, miro el mundo avanzar y me da por ver demasiado, mis ganas de entender el mundo me acompañan, sujetan mi mano, con la otra señalan hacia donde debo ver, su amigo tiempo susurra a mi oído las advertencias, mas nunca me dice "detente", ni el mismo sabe detenerse.

De la soledad aprendí demasiado...

Muchos acompañan para diversión y ciertos momentos quizá saber la compañía  pero no el compañerismo, comienzan a reclamar o evitar la forma de ser del otro, si existe el esfuerzo por comprender, es a conveniencia, pero no por sentimiento.

Tengo curiosidad, hay forma de sacarla, aprendí a preguntar de forma correcta y directa.

Comienzo a recordar y son detalles, favorezco a mis experiencias, me ayudo a imaginar mas y construir ciertos mundos, los cuales terminan en mis letras, mis frases y expresiones.

Gracias cuerpo.

Hay rituales, sirven para compensar y satisfacerme, no es monotonía  la forma de llegar a cierto resultado en ocasiones es la misma.

Seguiré observando, no es correspondida mi explicación  carece de la misma, no es errónea, pero es para una persona... yo.

0 dijeron:

Publicar un comentario