30 mar. 2013

Cortas personas

I
No existe recurrencía, no hay valor, decidió desaparecer entre la abrumante lluvia de las preguntas que lo rodeaban, aquellos seres invisibles ahora lo cuestionaban.

II
No aprendió a amar las distintas partes sobre su forma de ser, no entendió la forma sobre dedicar muchos amores para ser uno mismo, seguía haciendo caso a la sociedad.

III
Salvar su vida era lo importante, fatigó su cuerpo, no importaba, corría para escapar de la oscuridad.

IV
Vino a cuidar la luz, nadie le dijo como y termino cerrando los ojos.

V
Llegas a ocupar mi lugar, mi espacio desaparece, sin tener lugar propio, voy a mirar mi dolor de capricho. Ahora tengo un nuevo lugar.

Las negaciones en las anteriores historias perteneces a personas cerradas, cuando gustan de aburrirse les da por ver su nariz en el espejo, se cansaron de hacer bizco.

0 dijeron:

Publicar un comentario