4 mar. 2013

Consumimos la noche

Perdido entre engaños falsos. Causa de la diversión y las ganas de no ser nadie. Ahí existe la soledad y con todo esto un enorme vació. Volvió a existir la soledad en color azul. Existiría un punto de partida para algo y es tener un avance significativo mayor a una persona promedio.

La noche era tranquila, los amigos conversaban  mirando como siempre entre miradas y voces pasaba el rato, intentaba no encajar como siempre, de esas primeras veces que consistía en poder crear un algo no alterno pero que no provocara algo de emoción a la par de una convivencia no pedida, finalmente, no seria la primera vez que veía a esas personas, sabían lo que soy capaz en ciertos momentos. Silencio.

Le dije, "consumimos la noche, sangramos estrellas". La corta frase para reconocer a la noche que venia delante y atrás de nosotros. Mirábamos fijamente al vaso, nunca los ojos de los demás  nadie buscaba ser descubierto en sus intenciones de pasar a ser un ente distinto a quien debe ser para contener originalidad por un momento. Fastidio y error en buscar ese momento, comenzaría algo absurdo, un fantástico show de mascaras con vasos en mano.

Noche con estrellas, una combinación mas clásica que el cereal con leche. Silencios prolongados fuera de la habitación para escuchar el interior, el rebote de las voces y las ganas de conocer el camino que sigue la platica de unos extraños queriendo ser sociales con mas personas que dicen conocer.

Guarde silencio mientras pensaba en los gestos que debía hacer para mostrar interés en la platica de mi contrario de farra, debía estar concentrado o podría ser descubierto y no buscaba eso. La cautela provoca muchos efectos no necesarios, puedo pensar en lentitud, pero es parte del acto. Acto del cual causa mas reuniones.

Pero había llegado el momento, el medio tiempo para encaminar el final, momento de esponjar el cabello y crear una distracción a todos los demás para hacer una creación de una despedida. Momento de desaparecer y detener la relación entre los presentes.

Nos vemos la semana que viene, quizá no suceda lo mismo, pero también vamos a reír sobre algo.

0 dijeron:

Publicar un comentario