13 feb. 2013

Zophia hace berrinche (2)


Zophia era amiga de él desde hace muchos años, apenas entrarían a la secundaria cuando se conocieron, eran vacaciones de verano en aquel momento de su encuentro, logrando de alguna forma volverlos amigos en un día de juego en aquel parque cerca de casa de cada quien a consecuencia de sus padres.

La zona en donde vivían era habitada por familias jóvenes en mayoría, pocas eran de mayores y casi ninguna con hijos muy grandes. Las familias tenían hijos que apenas entrarían a la secundaria por muy grandes y los mas pequeños estaban en brazos o jardín de niños. Las familias se preocupan por el bienestar de los demás, en cierta forma una armonía. Ahí buscaban que los niños crecieran felices y no tener algún tipo de conflicto en un futuro próximo por descuido. En esa zona tenían un parque, diario tenia niños jugando, siempre había un padre cuidando o varios, entre ellos comenzaban a conocerse y socializar para saber de quien eran vecinos. Los padres de alguna forma tenían ese instinto de cuidar y saber proteger. Los niños se habían acostumbrado y siempre jugaban tan divertidos como las risas lo permitieran.

En aquel parque un día Carlos se encontró con una niña, Zophia, quien le atrajo por un instante, pero no se daría cuenta del inicio de algo, dejaría para después el darse cuenta. Un parque no tan grande, con juegos, pasto, risas, niños, diversión y murmullos de padres a lo lejos.
Un día caluroso, no eran los únicos jugando en ese lugar, serian quizá los únicos en notar el uno al otro de distinta forma, pero pudiera ser solo miradas. Finalmente terminarían jugando juntos y allí su separación existiría hasta un hecho final que sucedería varios años después.

Aquel parque contenía muchos recuerdos.

Ahí es donde conocerían a la mejor persona que pudieran conocer en su vida. Cada uno conocería al otro. El encuentro no puedo decir fue magnifico, lleno de belleza o algo extraordinario, fue mas casual que nada. Ella jugando en un columpio, con un balanceo de querer llegar lo mas alto posible para alcanzar el cielo, él caminando en busca de piedras para formar una colección de piedras raras del parque. Ellos solo se vieron un instante, pero sin gran importancia, me podrán faltar detalles, pero... voy a intentar explicar como si fuera una crónica. Ambos en su mundo, ella perdida en el columpio, él buscando las piedras, de momento el encuentra un espécimen raro bajo el balanceo del cuerpo de ella. Se acerca para ver si puede tomarla. Ve que no puede y mejor intenta pedirle de favor que se detenga un momento para poder tomarla.

-Oye. -Dice él con voz calmada y sin exigir. -¿Me dejarías tomar una piedra que esta abajo de donde estas?
Ella al estar balanceando casi no lo escucha y se detiene para poder atenderlo.
-¿Perdón? -contesto ella.
-Quiero una piedra que esta ahí, abajo de ti. -Repitió él con una voz muy calmada.


0 dijeron:

Publicar un comentario