3 feb. 2013

Saludos Princesa

Camino a la escuela, es de mañana, no se siente mucho frío en el ambiente, la luz del sol ya había clareado el día. Los árboles no se movían mucho, no corría aire y los pájaros revoloteaban de un lado a otro. El día comenzaba.

La princesa caminaba sin prisa, había llegado con tiempo para poder estar más tranquila, parecía ser un buen día junto con todas las sonrisas que iba creando al pasar. Para llegar a la escuela es andar por caminos rodeados de cortos arbustos, donde pasas una cancha de soccer, unas cuantas facultades y uno que otro alumno universitario en el camino. La princesa aún no estaba en la universidad, es una princesa de preparatoria aún.

Seguía caminando con calma, había hecho sus deberes y lo único que debía ser es princesa. Los demás lo notaban, su caminar era curioso, parecía como si inspeccionara el área para marcar que ella ahí es lo que más puede resaltar, su bella expresión era indiferente a los demás, pero mostraba una calma, creaba sonrisas a todo aquel que volteara a verla. La princesa sólo era ella misma. Pero eran unas cuantas mujeres quienes la veían con envidia. Eso no era de importancia, la princesa sólo tenía presente que al llegar a la escuela todo lo demás vendría solo.

Ha pasado la entrada de la escuela, aún no se sabe como, pero fue un momento interesante, un algo provocó las miradas hacia donde la princesa venía caminando, mas ella alzó la mano para saludar a una amiga que estaba a la distancia. Sin querer algunas personas se perdieron en lo que hacían y casi en conjunto, respondieron el saludo. La princesa al darse cuenta bajo su mano, la llevó a su boca y comenzó a reír un poco cubriendo sus carcajadas.

0 dijeron:

Publicar un comentario