3 dic. 2012

Buenos días

Una mañana he despertado por cuenta propia, al mirar la hora he descubierto que he despertado 30 minutos antes de la hora marcada, aún así he decidido levantarme y comenzar el día, cosa que mejorar con el tiempo conforme avanzaba la mañana, termine a tiempo con una hora de sobra para hacer lo que quisiera, lo que decidí fue desayunar con calma. Mi familia despertó, amanecieron alegres, algo raro y además era lunes, de la misma forma me acompañaron a desayunar, me quedo tiempo, continúe y al ver que se acercaba la hora tome camino hacia ese destino llamado parada de autobús, pasan dos rutas, de las cuales ambas me dejan a donde debo ir, una hace un recorrido más largo que la otra, además la que comúnmente tomo es la más corta, viendo que tenía tiempo he decidido tomar la ruta más larga y disfrutar un poco más el tiempo leyendo y admirando el paisaje que no veo todos los días.
Durante el trayecto la lectura lograba sacarme risas, hasta este momento en el que se sienta alguien junto a mi, sigo feliz y diciendo buenos días.

0 dijeron:

Publicar un comentario