18 nov. 2012

Una no mascota

Me encontraba en una plaza del centro de la ciudad, curioso el encontrarme ahí, caminando sin rumbo estaba acompañado de mis compañeros de la licenciatura de pedagogía, cada quien por su rumbo pero más importante, ahí estábamos, llegó un momento donde nos perdimos la vista cada quien.
Al darme cuenta, ellos entraban a una escuela que se encontraba a no mandé dos cuadras la plaza central de donde me encontraba, yo seguí mi rumbo por las calles, al darme cuenta vagaba por las calles atestadas de estudiantes de preparatoria, secundaria y primaria, de algunas de las más conocidas en mi ciudad.
Rodeado de tanto alumno fui curioso e intenté saber de que escuela cual uniforme, no entendía todos, continuaba y cuando pase por la calle principal ésta estaba siendo reparada por maquinaria, ocupaban un carril mientras los alumnos seguían sobre la calle, no había asfalto, era más bien piedra, pequeñas, destaque ponen antes de pavimentar, avance hasta un punto para saber a dónde se dirigían todos, ellos se encaminaban hacia la escuela a la cual habían entrado mis compañeros.
Dudoso al no saber que hacer me quedé a unos metros de la entrada, me alejaba un poco, cuando me di cuenta, la entrada de la escuela estaba siendo atestada, era como ver un mar de gente querer entrar por un portón, me sorprendió ver esa imagen, no la creía. Estupefacto, miraba unos cuantos círculos de estudiantes que mantenían alzados unos carteles y cartulinas, era una manifestación en contra de la reforma laboral por un lado, en otro contra el SNTE, finalmente otra no entendía bien, pero quería que sucediera lo que las otras no querían.
Grite "no a Televisa", al no verme acorde a la manifestación, me aleje, camine hasta un adorno que estaba al lado de la plaza principal, era una pared con adornos de ventana y barrotes, volteó hacia arriba y veo dos compañeros de la universidad, me invitaban a subir con ellos, subí, me ayudaron a llegar ahí.
Una vez ubicado arriba con ellos se podía ver la manifestación y la plaza principal, para no molestarme más decidí voltear hacia la plaza principal. Al ver note a 3 personas tiradas en el suelo cerca de la estatua que había en la plaza, al observar bien, estaban muertos y habían sido atacados, eran un señor, un policía y un niño. A la par de eso un señor golpeaba con un palo a un niño, cosa que me hizo enojar y hacerlo saber a mis compañeros con los que estaba, ellos voltearon y se entraron también, pero al darnos cuenta, un policía se acercaba, este intento hablar con la persona, mas lo atacó también. El policía disparó en contra del individuo y este callo al suelo, el disparo había impactado contra el pecho.
Sorprendidos de lo que habíamos visto nos quedamos anónitos, seguimos observando, nadie hacia escándalo por esa escena, e policía orgulloso de lo que había hecho, volteó y siguió su camino, cuando de momento de las personas en el suelo uno se levantó y atacó al policía, lo mordió y lo hizo morir, otro policía se acercó y disparó contra el que se había alzado, fue contra la cabeza, al caer al suelo el policía disparó en contra de los demás que se encontraban en el suelo, disparó contra sus cabezas.
Contra los que disparó uno se alzó, pero el policía se había alejado y no lo noto, el caminante avanzó contra las personas que caminaban por la plaza y las atacaba, nosotros gritamos, él nos escucho y se acercó hacia donde estábamos, poco a poco llegó hasta donde nos encontrábamos, nos asustamos y decidimos bajar, otro policía se acercó y le disparó, no le hizo nada, lo atacó y mató al policía, yo sin saber que hacer y sin donde huir, me quede quieto pensando que hacer, lo único que se me ocurría era golpearlo en la cabeza.
Poco a poco se iba acercando a mi, su rostro era feo, su cuerpo deforme y de piernas y brazos raros, era como ver una lagartija humanoide, viendo su cabeza decidí golpearlo, le pegue una patada y al tirarlo, seguí golpeando. Al notar que nadie se encontraba a mi alrededor, decidí huir.
Caminando rápido volteaba para ver si me seguía alguien, mas no veía a nadie sobre la calle, llegaba hacia una casa qué reconocía, a la entrada estaba un amigo, lo saludaba y pues yo consternado le pedía que me dejará dormir un rato.
Me llevo hasta una recámara donde había una litera, me subía a la cama de arriba y ahí intentaba dormir, me dejó solo y de momento comenzaba a sentir algo entre las sábanas, recorría como si intentará molestar, pero se escuchaba una voz chillona, no entendía que decía, mas era molesta. Al notar con más frecuencia eso que recorría la cama, me levanté y veía una figura de una lagartija, de aproximadamente unos 23 cms, recorría la cama y tenía una voz chillona y molesta, me levantaba y ésta bajaba al suelo y comenzaba a recorrer las paredes, mientras hablaba, no entendía lo que decía, me confundía y estaba comenzando a sentir miedo. Le hable a mi amigo, qué me diera una explicación y al momento no recordó de que se trataba, hasta que vio esa cosa, él me contó que era una mascota, de un laboratorio, me dio el nombre, zanlley, así se llamaba, él la encerro en su mochila y se fue a clase. Sus compañeros rodearon la mochila y la atraparon, la encerraron en un frasco.
Fue ahí cuando desperté y temía de aquellas cosas, por eso he decidido escribirlo.
Mañana del domingo 18 de noviembre de 2012. 7:12 am cuando desperté, termine de escribir hasta las 9:02 am, pues también le conté a mi madre el sueño.
Saludos y buenos días.

0 dijeron:

Publicar un comentario