22 nov. 2012

Mirando.

Aquí llacen la ideas dedicadas se un libre pensador oprimido por la falta de creatividad, de la gramática, la forma esencial de redacción y las palabras de sus amigos como los regaños de su madre,

Era el gran momento, decidir si sufrir o seguir en la espera, mantenía la duda al mismo tiempo que el antojo, jugaba mi reflejo opaco y mis yemas sentían ese calor, dulce aroma, amargo para algunos, por ello sufro cuando mi café está caliente.

He jugado con muchos niños en mi vida, jamás había jugado con un adulto a ser niño.

Jamás había visto un azul tan atractivo, un rojo caótico, una bolsa de desprecio, pero ella siguió su camino, solo lanzó una mirada, ahora vive en mi recuerdo y yo sólo soy algo que ha visto alguna vez.

El día que escriba sobre mis padres será el día cuando aprenda a quererlos por todo lo que me han dado, mientras intento entenderlos.

Hola extraño viajero, veo se dirige con prisa, disculpe usted, solo quería regalarle una sonrisa.

Las canas sin orgullo, las canas sin ese paso de la vida, espero tener el honor de decirlas algún día.

Hola hijo, solo quería decirte que te cuides y sabes que te quiero. El padre y madre que he creado.

Vivir en una ciudad de declives en cada calle crea un esmero inconsciente, cuando vamos a llegar a la cima, en ese instante, la bajada se aproxima rápidamente, haciendo el esfuerzo tan poco relevante y haciendo que nunca lo observemos.

Así es como término un momento de estar en la acera viendo como pasan los tiempos llamados vivencias sociales (personas)

0 dijeron:

Publicar un comentario